Saltar al contenido

Analgésicos. Su uso durante la presencia de prostatitis crónica

analgesicos

Los analgésicos son un tipo de fármaco usado para disminuir el dolor, así como también la inflamación de distintas partes del organismo durante un proceso patológico.

La prostatitis crónica también es una de las enfermedades donde está indicado el uso de analgésicos para tratar el dolor y en parte la inflamación.

Los analgésicos comúnmente se encuentran dentro del grupo de los AINES (Antiinflamatorios no Esteroides), estos fármacos son muy amplios y su uso es prácticamente para todo público.

Analgésicos durante la Prostatitis Crónica

Si bien la inmensa cantidad de fármacos dentro del grupo de los AINES, pueden ser usados durante este proceso patológico. Lo cierto es que hay que tener ciertas indicaciones y observaciones, para tratar adecuadamente la prostatitis crónica.

Acetaminofén

El Acetaminofén o Paracetamol, sea uno de los más recetados, inclusive por médicos especialistas. Lo cierto es que su acción es muy leve o inclusive inútil durante los procesos prostáticos. Esto sucede, porque su efecto se reduce a los receptores cerebrales al atravesar la barrera hematocefalica o al disminuir los reactantes responsables de la fiebre.

Pero su unión a proteínas plasmáticas como la albumina y globulina, fundamentales para penetrar en los distintos tejidos y realizar su función, es prácticamente inexistente.

Ibuprofeno, Ketoprofeno y Diclofenac

Otros fármacos que son bien tolerados son el Ibuprofeno, Ketoprofeno o Diclofenac. Sus características, no sólo permiten la unión a las proteínas del plasma, por lo tanto, su acción en las distintas estructuras es muy buena.

También tienen un efecto adicional sobre las bradicininas, la cual, es una sustancia responsable de la inflamación. Al bloquear esta, adicional a las prostaglandinas, tienen un efecto muy eficaz sobre las dolencias.

Meloxicam

El Meloxicam, perteneciente al subgrupo de los Oxicanos, dentro de los AINES, es claramente el fármaco más efectivo. En vista, que el mismo actúa de una forma diferente sobre las prostaglandinas y de esta manera no sólo baja la inflamación en sí, sino además baja los niveles hormonales, aumentados durante la prostatitis crónica.

Otra ventaja que tiene el Meloxicam sobre los demás, es que requiere de una única toma diaria, mientras los demás fármacos ameritan su ingesta 2, 3 e inclusive 4 veces al día.

A pesar de ello se estudia si este tiene un papel sobre la infertilidad. En vista a los estudios que han sugerido que puede ser usado en las mujeres como anticonceptivo de emergencia en mujeres. Se espera estudios y resultados en hombres.

Exceso

Como todo en esta vida, los fármacos también pueden ser dañino, principalmente por el abuso de los mismos. Otro aspecto a tener en cuenta, es la alergia a este grupo de medicamentos, en caso de existir, se debe consultar a un especialista y este estudiará otra alternativa.

En el caso de un consumo excesivo, este puede verse reflejado en daño renal y hepático principalmente. Por esta razón, cada paciente debe individualizarse y ser tratado por un médico especialista, que indique dosis y duración.

Las principales consecuencias del abuso de AINES, se ven reflejadas en una insuficiencia hepática a la larga, que será peor mientras más largo sea el tratamiento. Si los AINES se combinan con alcohol, tendrá efectos mucho más severos.

Los riñones también se ven afectados seriamente y su daño es proporcional al largo del tratamiento. También se encuentra la gastritis, la cual se ve muy marcada, ya que estos fármacos tienden a ser muy gastrolesivos, principalmente el Ketoprofeno y la aspirina.

Analgésico y sus Recomendaciones

En cuanto al uso de analgésicos, es muy importante tener en cuenta, que cada paciente debe ser tratado por un médico, no se debe auto medicar de ninguna manera, cada persona puede tener una necesidad diferente de analgésicos.

Importante usar la menor cantidad de analgésicos posible para lograr el resultado deseado.

Te puede interesar este tema.