Saltar al contenido

Nueva estrategia de tratamiento para hombres con cáncer de próstata farmacorresistente

[ad_1]

Un nuevo fármaco experimental podría ofrecer un enfoque prometedor para tratar a los hombres con cáncer de próstata avanzado que no responden o se vuelven resistentes a los tratamientos existentes, informan los investigadores.

Su estudio revela la estructura química de un nuevo fármaco dirigido llamado CCS1477 y cómo funciona, y sugiere que podría usarse para detener el crecimiento del cáncer de próstata en etapa tardía.

CCS1477 se está evaluando actualmente en ensayos clínicos como monoterapia para pacientes con cáncer de próstata y en combinación con medicamentos existentes como enzalutamida y abiraterona. Los investigadores esperan que pueda ayudar a retrasar o prevenir la resistencia a estos tratamientos.

Potencial de tratamiento del cáncer de próstata
Una nueva investigación, realizada por un equipo del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres y la Fundación Royal Marsden NHS Foundation Trust, ha revelado el mecanismo de acción del fármaco. Explica cómo CCS1477 impacta en sus objetivos y demuestra su potencial como tratamiento para el cáncer de próstata.

CCS1477 fue desarrollado por CellCentric Ltd. descubierto en Cambridge. El estudio fue publicado en la revista Descubrimiento del cáncer y fue financiado por Prostate Cancer Foundation, Movember, Prostate Cancer UK, Cancer Research UK y CellCentric Ltd. financiado. Otros colaboradores del estudio son investigadores del Centro Oncológico Sidney Kimmel de la Universidad Thomas Jefferson en Filadelfia.

Las estrategias terapéuticas para el cáncer de próstata tienen como objetivo bloquear una red de señales llamada vía del receptor de andrógenos y evitar que los andrógenos, u hormonas masculinas, como la testosterona, estimulen el crecimiento de los tumores de próstata.

El problema es que el cáncer puede evolucionar para crear cambios en el receptor de andrógenos, haciendo que continúe creciendo y evitando los efectos de los tratamientos diseñados para bloquear su actividad. Los cánceres pueden dejar de responder a los tratamientos que se dirigen a las señales de los andrógenos, como la abiraterona, descubierta por el Instituto de Investigación del Cáncer (ICR), y la enzalutamida, que ICR y Royal Marsden ayudaron a desarrollar en ensayos clínicos.

«Retrasar o prevenir la resistencia a los medicamentos»
Los investigadores examinaron líneas celulares y biopsias de tumores de 43 pacientes en el laboratorio. Demostraron que el nuevo fármaco CCS1477 se une a dos reguladores de genes del cáncer, las proteínas p300 y CBP, que ayudan a activar la señal del receptor de andrógenos. Al bloquear la actividad de estas dos proteínas, el fármaco puede detener el crecimiento del cáncer de próstata y potencialmente retrasar o prevenir la resistencia al fármaco.

Los pacientes del estudio que tenían niveles más altos de proteína p300 vivieron menos tiempo antes de que su cáncer progresara y se volvieran resistentes a los medicamentos que los pacientes con niveles más bajos de proteína: 10 meses frente a 21 meses.

Para confirmar que el bloqueo de las proteínas CBP y p300 en el cáncer de próstata afecta el crecimiento del cáncer, los investigadores bloquearon la actividad de los genes CBP y p300, ya sea por separado o en combinación, en las células del laboratorio.

Como resultado, observaron una disminución de la actividad del receptor de andrógenos y de c-Myc y un crecimiento más lento de las células de cáncer de próstata extraídas de los pacientes, lo que confirma que dirigirse a estas dos proteínas tuvo un impacto en la señalización del receptor de andrógenos.

La reactivación de p300 y CBP en muestras de pacientes activó la transmisión de la señal a través del receptor de andrógenos y c-Myc nuevamente y contribuyó así al crecimiento de células cancerosas.

Probado en muestras de tumores y ratones.
Los científicos utilizaron el fármaco CCS1477 para bloquear p300 y CBP en ratones con cáncer de próstata y descubrieron que tenía un efecto biológico sobre la señalización del receptor de andrógenos y podía detener el crecimiento tumoral.

Es importante destacar que el estudio indica que CCS1477 no solo es capaz de dirigir la señalización del receptor de andrógenos, sino también de los posibles cambios genómicos y adaptaciones que puede sufrir el cáncer de próstata para evadir el tratamiento. Debido a esto, los investigadores esperan que pueda usarse en combinación con medicamentos hormonales modernos para superar o retrasar la resistencia al tratamiento.

Los resultados de este estudio han llevado a la evaluación de CCS1477 en un ensayo clínico en curso en hombres con cáncer de próstata resistente a hormonas. El nuevo fármaco también se está probando en pacientes con cánceres de la sangre, incluidos mieloma múltiple y linfoma, así como en pacientes cuyos tumores tienen una serie de mutaciones, incluidos cambios en genes como p300, CBP o c-Myc, a menudo alterados en el cáncer de mama y de vejiga y de pulmón.

«El nuevo fármaco ya se está evaluando en un estudio clínico».
El líder del estudio, el profesor Johann de Bono, profesor de Medicina Experimental del Cáncer en el Instituto de Investigación del Cáncer de Londres y oncólogo médico consultor del Royal Marsden NHS Foundation Trust, dijo:

“Nuestro estudio ofrece un nuevo enfoque potencialmente interesante para tratar el cáncer de próstata. Por primera vez, hemos demostrado que bloquear dos proteínas conocidas como p300 y CBP con un nuevo fármaco dirigido puede interrumpir las señales que promueven el crecimiento del cáncer de próstata.

“Estos resultados iniciales son muy prometedores y sugieren que el fármaco podría ayudar a retrasar o prevenir la resistencia a los tratamientos hormonales modernos abiraterona y enzalutamida, que ya han desempeñado un papel fundamental para ayudar a los pacientes a vivir mucho más tiempo. Mi equipo y yo ya estamos evaluando el nuevo fármaco en un ensayo clínico para evaluar su seguridad y actividad antitumoral en hombres con cáncer de próstata avanzado. »

«Un gran logro»
El autor del estudio, el Dr. Adam Sharp, líder del equipo de terapéutica traslacional en el Instituto de Investigación del Cáncer en Londres y oncólogo médico consultor en Royal Marsden NHS Foundation Trust, dijo:

“Hemos demostrado que un nuevo fármaco dirigido puede bloquear la señalización de los receptores de andrógenos, que desempeñan un papel clave en el cáncer de próstata, así como sus formas alteradas resistentes al tratamiento y otro importante gen del cáncer conocido como c-Myc.

«Es un logro tremendo poder apuntar tanto a la señalización como a la adaptación del receptor de andrógenos, ya que nos ayuda a enfrentar el gran desafío que plantea la capacidad del cáncer para desarrollar resistencia a los tratamientos hormonales modernos».

«Principio activo de primera clase»
El profesor Paul Workman, director ejecutivo del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, dijo:

“Estos primeros hallazgos clínicos son muy alentadores. Es emocionante haber validado un nuevo objetivo farmacológico importante a través de colaboraciones con la industria y tener ya un fármaco prometedor de «primera clase» en ensayos clínicos.

“En el ICR, tenemos un historial de descubrimiento de fármacos y nuestro fármaco abiraterona se ha utilizado para tratar a cientos de miles de hombres con cáncer de próstata en todo el mundo. Es importante destacar que este medicamento tiene el potencial de superar la resistencia a los medicamentos a las terapias basadas en receptores de andrógenos y, por lo tanto, tiene la promesa de cambiar la vida de muchos hombres. »

Jonathan W. Simons, MD, presidente y director ejecutivo de la Prostate Cancer Foundation, dijo:

“Este es otro gran paso en la medicina de precisión para ayudar a los hombres con cáncer de próstata avanzado. PCF se enorgullece de haber financiado esta investigación que llevó este prometedor agente terapéutico a los ensayos clínicos y nos acerca a nuestra misión de erradicar la muerte y el sufrimiento del cáncer de próstata. »

[ad_2]

Source link