Saltar al contenido

Urólogo ¿Cuándo es indicado acudir a uno de estos especialistas?

El urólogo es el especialista en las vías urinarias y aparato genital masculino. Acudir regularmente a uno de ellos es necesario, a pesar de no tener ninguna sintomatología. Los controles deben ser anuales, principalmente luego de los 50 años.

Ir a un urólogo, generalmente genera incertidumbre, molestia e inclusive un poco de vergüenza. Lamentablemente existe un estigma social sobre este tema, que suele incomodar a los caballeros.

Este tipo de creencia no ha hecho más que aumentar la incidencia de patologías como prostatitis crónica, cáncer de vejiga, varicocele, entre otros. Es necesario entender que, al acudir a un urólogo, no se será menos hombre, ya que este es el argumento que muchos hombres indican.

Urólogo ¿Cuándo acudir realmente?

Como se mencionó anteriormente, es necesario acudir a un urólogo al menos una vez al año, principalmente si se tiene una edad mayor a 50 años.

Es necesario recalcar, que los jóvenes también deben acudir a un urólogo al presentar cualquier afección, como lo son molestia al orinar, ardor al miccionar, eyaculación precoz, erección fuera del contexto sexual, masas dolorosas y no dolorosas en el área genital, entre muchas otras.

Se recomienda acudir durante los primeros meses luego de la primera relación sexual, para evaluar si este aspecto se ha desarrollado satisfactoriamente o por el contrario se ha descubierto algún detalle patológico.

También se considera oportuna una valoración por un urólogo pediatra durante los 6 primeros meses de vida, a fin de tratar ciertas afecciones que se generan durante el nacimiento, como lo son la criptorquidia, la hipospadia, fimosis, entre muchas otras. La mayoría de ellas quirúrgicas si su grado de afección es moderado o severo.

Luego de los 50 años, es importante un control anual, con el fin de evitar un cáncer de próstata o prostatitis crónica. El mismo debe ser realizado por un urólogo certificado y de manera ideal, se debe realizar un eco de la zona y un examen de laboratorio llamado antígeno prostático. Este último debe realizarse en ayunas y luego de tener abstinencia sexual luego de 3 a 5 días, pero no más de ello.

El examen también debe incluir un tacto rectal, siendo este claramente el aspecto que más incomoda a los hombres. Es necesario realizarlo, ya que sólo por medio de este, se puede evidenciar la consistencia y tamaño de la próstata, la cual puede variar, según ciertas enfermedades.

¿Qué sucede si no se acude a tiempo?

No acudir al urólogo a tiempo puede tener consecuencias muy desafortunadas.

Un ejemplo en el caso pediátrico, es que dichas malformaciones no sean corregidas a tiempo y puedan desencadenar problemas, tanto para la vida sexual del paciente, como pasra su reproducción.

Otro caso es sobre las afecciones sexuales, las cuales puedan ser tratadas relativamente de manera sencilla y al no acudir a tiempo al servicio de urología el paciente no pueda tener relaciones sexuales de manera plena.

Otro aspecto, muy importante, es sobre los tumores y cáncer. Estas patologías no constituyen un gran problema si son tratadas a tiempo. Por el contrario, si las mismas son detectadas tarde, es probable que el manejo sea más complejo y poco eficaz.

Es de suma importancia acudir al urólogo, cada vez que sea necesario.

Te Puede interesar también este tema.